LAS RESISTENCIAS AL FRACKING EN MÉXICO, UNA LLAMA ENCENDIDA

/ Aroa De la Fuente*

fracking1

Estrategias de incidencia, movilización y resistencia a los proyectos de hidrocarburos no convencionales en México.1

Desde el anuncio del gobierno de impulsar la explotación de hidrocarburos no convencionales en 2013, diversas organizaciones y colectivos se articularon con el objetivo común de lograr la prohibición de esta práctica. Es así como en agosto de dicho año nace la Alianza Mexicana contra el Fracking, quien jugó y sigue jugando, junto con otros colectivos, un importante papel en la generación de información y su inclusión en el debate público de la Reforma Energética. Allí, el gobierno y algunos centros afines al mismo, se encontraban dando información sesgada e incluso falsa sobre los beneficios y perjuicios de esta técnica. En este contexto, hubo un trabajo intenso de incidencia en el Poder Legislativo, donde en ambas Cámaras del Congreso se logró presentar la iniciativa de la Ley General para la Prohibición de la Fractura Hidráulica con el apoyo de legisladores y legisladoras de diversos partidos políticos. Si bien la Ley no fue aprobada, sirvió para poner el tema en la agenda pública, contando con el apoyo de más de 23 mil firmas.

Además, desde su creación, la Alianza hizo énfasis en llevar información a las regiones donde se explotan o explotarán hidrocarburos no convencionales, con el objetivo de alertar sobre los efectos que la llegada de estos proyectos representa y comenzar a detonar estrategias de defensa del territorio. De igual manera y en procesos paralelos, se fueron creando otros colectivos en diversas zonas del país, donde la amenaza es más inminente. Es el caso de ChihuahuaVsFracking, la Coordinadora Regional de Acción Solidaria en Defensa del Territorio (Corason), No al Fracking Nuevo León, la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas de la Huasteca Potosina (COCIHP) y, más recientemente, no al Fracking Tamaulipas. Además, otras redes como el Consejo Tiyat Tlali, en la Sierra Norte de Puebla, también están llevando a cabo diversas acciones para generar información sobre los efectos que esta práctica tendrá en la región que, como las otras, se encuentran dentro de las áreas de proyectos de gas y petróleo no convencional.

Diversas comunidades también se han organizado para establecer estrategias que permitan detener el avance de estos y otros proyectos en sus territorios. En el municipio de Cuetzalan en la Sierra Norte de Puebla, gracias a la organización de la población se logró la aprobación de un ordenamiento ecológico que protege de la realización de diversos megaproyectos dentro de su demarcación territorial, ya que sólo autoriza actividades de micro y pequeña industria.

Desde entonces al menos otros cuatro municipios de esta región se declararon libres de este tipo de proyectos a gran escala. En Veracruz, la comunidad de Emiliano Zapata del municipio de Papantla, tras 50 años de padecer las consecuencias de la explotación petrolera tradicional, se declara libre de fracking en 2014 ante las nuevas amenazas que ésta supone. Por su parte, el municipio de Xilitla en el estado de San Luís Potosí se declaró libre de esta técnica en noviembre de 2015, mientras que el municipio de Tanlajás lo hizo en mayo de 2016. Además, 120 ejidos y comunidades de esta región se han declarado libres de fracking.

La organización y movilización en contra de la fracturación hidráulica continúa y se fortalece ante las intenciones de las autoridades públicas de impulsar su utilización en los próximos cinco años, lo que la convierte en una amenaza real e inminente. Es por ello que es importante seguir desarrollando estrategias de difusión de información y fortalecimiento de la defensa del territorio. Los graves impactos sociales y ambientales, la vulneración de derechos humanos, la inviabilidad e insostenibilidad económica y energética y el agravamiento del cambio climático que conlleva la explotación de gas y petróleo no convencional, seguirán siendo argumentos centrales en esta lucha.

*Coordinadora de proyecto en Fundar, Centro de Análisis e Investigación y miembro de la Alianza Mexicana contra el Fracking 

1Informe de políticas públicas, impactos y resistencias al fracking en América Latina. Investigación desarrollada por la Alianza Latinoamericana Frente al Fracking en cooperación con la Fundación Heinrich Böll Cono Sur y Amigos de la Tierra Europa.

Publicado en #RevistaParadoxa edición 11, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s