SE SIGUE GRITANDO FIRME: ¡CIERRE A LA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS! ¡NO MÁS ESCUELA DE ASESINOS!

/Sandra  Fuentes

8

Desde su creación en 1946, la escuela de las Américas ha dejado una herida profunda en la vida social de Latinoamérica. Su supuesto objetivo de promover la estabilidad en el continente mediante la militarización, está evidenciado no tiene nada de democracia ni libertad, es una institución estadunidense con un leso historial totalmente contrario a las supuestas ideas en las que se fundamenta, destacándose por ser que la más grande base para inestabilización de América Latina, una llana escuela de asesinos al servicio de los intereses económicos y geopolíticos de Washington.

Actualmente son miles y miles de voces que se pronuncian ante sus intromisiones en los derechos de los pueblos y las personas, el grito se escucha por todo América, es firme y contundente. Como parte de la lucha, la organización SOA Watch desde 1990 con diversas acciones, desde la difusión a la manifestación, se ha mantenido constante en la búsqueda del cierre de la mal afamada escuela de asesinos, entre los horizontes de la organización también se encuentra la erradicación de la política extranjera opresiva de los Estados Unidos.

La nueva denominación de la escuela como el Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica, no le desvincula de las violaciones a Derechos Humanos que han cometido sus graduados en países como Chile, Guatemala, Argentina, Perú, Uruguay, Nicaragua, el Salvador, México y Honduras.

Entrenados en áreas marciales de guerra de baja intensidad, técnicas de tortura física y psicológica, operaciones de comando, métodos de interrogación y recolección de información, los graduados de la escuela de las Américas, tienen como blanco particularmente a activistas sociales o comunidades que confrontan acciones arbitrarias de los gobiernos, o incluso a los mismos gobiernos que no coinciden con la manera estadunidense de llevar la política.

El grito por su cierre definitivo sigue recorriendo las ciudades y los pueblos latinoamericanos, los ríos, las montañas, la selvas y desiertos, ya no son tiempos para la sumisión porque América Latina ya no es de los colonizadores, es de las comunidades que quieren construir otro mundo, donde la justicia y la libertad sean cosas reales. Mientras la historia oficial se jacta de que América Latina alcanzó hace siglos su independencia, se disfrazan las intromisiones, el saqueo y la violencia a través de una supuesta colaboración para la estabilidad, ¡Basta de farsas! ¡Basta de espionaje y falsas guerras! ¡Cierre a la escuela de las Américas! ¡No más escuela de asesinos!

Publicado en #RevistaParadoxa edición 8 / abril 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s