LA GUERRILLA DESDE LA TEORÍA DEL GUERRILLERO Y SU REFLEJO EN LA IDEOLOGÍA DE RICARDO FLORES MAGÓN

Por: Gerardo Azhael Chávez

guerrillaCarl Shmitt (Plettenburg, Alemania, 1888-id., 1985), juspublicista y filósofo jurídico alemán, adscrito a la escuela del llamado realismo político, lo mismo que a la teoría del orden jurídico. Profesor en la Universidad de Berlín desde 1934, su doctrina jurídica acerca del Estado se ha señalado como uno de los elementos ideológicos sobre los que se fundó el nacionalsocialismo, al que se adhirió en 1933.

 

 Schmitt concibe la «acción política» como «decisión» que debe tener la talla de producir un «mito» que comprometa a los individuos: tal “producción” solo puede resultar de la guerra. El Estado ya no es el portador del monopolio político, pues se ha visto reducido en importancia a tan solo una «asociación» más y que no se encuentra por encima de la sociedad

 

Es su obra la teoría del guerrillero, Shmitt expone la forma en que, de la inconformidad y el espíritu de autonomía, aunado a una convicción, que hace nacer los grupos de guerrilla, la inercia del último recurso contra la opresión de un enemigo, el cual se identifica y determina, para obtener un elemento indispensable en el cual desbordar su odio, y las acciones necesarias para así, ejercer libremente su voluntad.   

 

“Desde tiempos inmemoriales la gente ha hablado de paz, pero no la ha conseguido. ¿Será sencillamente que carecemos de suficiente experiencia? Aunque hablamos de paz, hacemos la guerra. A veces hasta guerreamos en el nombre de la paz. Puede que la guerra sea una parte tan intrínseca de la historia que no pueda eliminarse… jamás”. ElieWiesel

                                                                

La guerra es un recurso al que el hombre ha recurrido durante prácticamente toda su existencia, de esa práctica, ha desarrollado un arte tan fino que de sus frutos se han obtenido no solo mejoras para el campo de batalla, sino de tecnologías que se pueden implementar en diferentes aspectos de las actividades del hombre, a tal grado de desarrollo se ha llegado,  que los ejércitos que se forman son tan eficaces, y prácticamente son el sostén de los gobiernos, y un elemento crítico de cualquier teoría política.

Es por eso que sorprende saber, que esos ejércitos tan bien organizados, tienen un enemigo de capacidades inferiores en cuanto a recursos armamentísticos, e incluso efectivos,  al cual no por ello deberían bajar la guardia.

 Este enemigo que puede surgir del mismo territorio en el que reside cualquier ejército formal, se le conoce como movimiento guerrillero, estos surgen en diferentes momentos históricos y se pueden notar en la forma de defenderse los pueblos barbaros, de los bien organizados pueblos romanos, las guerras de disolución como la de los treinta años, cualquier guerra colonial1, etc.  Pero en España por los años 1808 y 1813, surgió un movimiento de guerrilla, que tenía como objetivo la defensa  de su patria, en contra del ejército francés conquistador,  después de haberse agotado los recursos de guerra formales; por lo que recurrieron a la guerrilla, la cual no hubiera funcionado sin la moral adquirida después de la batalla de Bailén, en donde descubrieron que su enemigo no era invulnerable2.  Es decir, el primer enfrentamiento entre un ejército irregular de guerrilla, contra el primer ejército regular moderno.     

Igualmente Carl Schmitt, toma como punto de partida este acontecimiento para estructurar su teoría del guerrillero o partisano,  donde  analizara de qué forma se lleva a cabo esta práctica que  revolucionó la forma en que se ejerce la guerra y las políticas actuales.     

“En el congreso de viena de 1814/15 se estableció el derecho de guerra europeo en donde  reconoce claras diferenciaciones  entre guerra y  paz, combatientes y no-combatientes, enemigo y delincuente. Por lo que la guerra es librada entre un Estado contra otro Estado bajo la forma de una guerra de ejércitos regulares; entre soberanos portadores de un jus belli  que se respetan como enemigos aún durante el conflicto armado y no se discriminan mutuamente como delincuentes, de modo tal que un acuerdo de paz sigue siendo posible y hasta se convierte en el fin normal, sobreentendido, de la guerra.” 3

En tal derecho no se incluía la figura del guerrillero,  y  pasaba a ser marginado.  Debido a su irregularidad y menosprecio, tendría que lidiar con la conciencia de librar sus batallas de la forma más eficaz y fáctica, sin planteamientos  que  involucraran aspectos de honor frente a su enemigo, ya que el único honor que supone un guerrillero es el de ganar sus batallas de la forma en que se amerite ganarlas. El guerrillero Se ha apartado de la enemistad convencional de la guerra mitigada y acotada, ingresando en el ámbito de otra enemistad, la verdadera enemistad, que se intensifica mediante el terror y el contra-terror hasta el aniquilamiento.”4

Carl Schmitt,  define en su obra alguerrillero, y hace notar el carácter irregular que se evidencia en el uso y porte del uniforme y las armas, dado que los ejércitos regulares cuentan con esos factores de forma abierta y publica, dándose cierta aura de autoridad, que no representa para el guerrillero más que una desventaja,  la cual puede aprovechar.  “El soldado enemigo uniformado es el verdadero blanco para el disparo del guerrillero moderno.” 5    También hay que lo diferencia de algún criminal o delincuente que hace uso de la violencia, debido a que el guerrillero está constituido por valores que lo impulsan a llevar a cabo su cometido, que está dirigido principalmente a aspectos de naturaleza política.    

El movimiento guerrillero se integra mediante una base partidista revolucionaria, la cual se conforma como unidad total, a diferencia de los estados los cuales están conformados por diversas instituciones y partidos que no favorecen a su integración total, “En la amplia discusión sobre el llamado Estado total  todavía  no se ha llegado a tomar conciencia de que, hoy en día, no es el  Estado como tal sino el Partido revolucionario el que constituye la verdadera – y básicamente la única –organización totalitaria.” 6

Es por eso que las acciones cometidas por un partido revolucionario guerrillero suelen ser más ágiles y con objetivos definidos, remarcando los criterios que definen a un movimiento guerrillero, que son “irregularidad, incrementada movilidad del combate activo e incrementada intensidad del compromiso político.” 7  Parte primordial de la integración total de algún partido revolucionario guerrillero, es la identificación de su irregularidad, aunada a la identificación de su enemigo en conjunto, sea o no en el campo de batalla.  Lenin lo hizo discriminando de forma clasista a lo que definió  como clase burgués “el capitalista occidental y su orden social, en todo país en el cual dicho orden imperase8

Comparada con la guerra de la enemistad absoluta, la guerra acotada del Derecho Internacional clásico que se desarrolla de acuerdo a reglas aceptadas, no es mucho más que un duelo entre caballeros que tienen derecho a una satisfacción.” 9Esto se demuestra hoy en día que la economía es el máximo motor de los intereses políticos de las potencias mundiales, declarando la guerra a diestra y siniestra con el fin último de satisfacer su sed de poder, para así procurar la satisfacción propia, la cual caracteriza  a las llamadas “nuevas guerras”, ya que ese carácter se puede medir mediante la apreciación del tiempo al respecto de su efectuación. “Mientras que Al Qaeda mide el tiempo de forma muy distinta a G.W.Bush  o cualquier otro presidente de los Estados Unidos, ya que para el primero el horizonte de la guerra se mide en siglos, para el norteamericano, por más que hable sobre una guerra total contra el terrorismo,  sin plazos ni limites, su horizonte lo marca la duración de su mandato.”10 

Lo cual hace resaltar el carácter telúrico del guerrillero el cual es permanente y trascendente al plazo de vida del individuo, ya que lo deja trascender por las generaciones descendientes, a diferencia de la forma dinástica en la que lo hacen quienes gobiernan las tropas regulares de alguna nación institucionalizada. 

 

“La guerra de la enemistad absoluta no conoce limitaciones. La práctica consecuente de una enemistad absoluta le otorga a esa guerra su sentido y su justicia.11  es decir que la justificación y motor de los movimientos guerrilleros de carácter irregular, no se encuentra bajo la fachada de algún discurso ideológico planteado por alguna elite, que de manera demagógica pretende canalizar la opinión pública, a favor de los intereses particulares que se pretendan conseguir, sino que parte de un carácter telúrico, que unifica la voluntad de un grupo de personas que buscan liberarse de la opresión e injusticias sufridas por alguna institución que se vale de la violencia y la fuerza desmedida, la arquetípica lucha entre David y Goliat.

Para Mao se encontraba de forma más plural  y dispersa “la enemistad racial contra el explotador colonial blanco; la enemistad de clase contra la burguesía capitalista; la enemistad nacional contra el invasor japonés de idéntica raza.”12De esta forma se consolida al enemigo y se instauran las fuerzas que lo combaten. “El Partido Comunista chino se consolidó como partido de campesinos y soldados, con los guerrilleros como núcleo.”13  Una estructura grupal interna con estrecha relación entra la tierra y el pueblo, por lo que la revolución de Mao está telúricamente más fundamentada que la de Lenin.   

 

El carácter telúrico del guerrillero fortalece su condición, al tener que lidiar con las cambios constantes de las vanguardias tecnológicas con las que pudiera llegar a enfrentarse en el aspecto espacial de las batallas, lo que supone gran desventaja al no verse reconocido ante el derecho por su aspecto irregular, ya que los ejércitos establecidos y regulares, no consideran la legalidad de las  armas al momento  de combatirlo, el guerrillero encuentra un refugio en el espacio  donde desarrollas sus tácticas bélicas,  ya que la familiarización con su patria, le supone una gran ventaja.  “En la guerra de guerrillas surge un nuevo espacio de acción, complejamente estructurado, porque el guerrillero no combate a campo abierto, ni tampoco lo hace al mismo nivel de la guerra abierta con frentes de combate establecidos. Por el contrario, el guerrillero obliga a su enemigo a ingresar en un espacio diferente. Desde su irregularidad, modifica las dimensiones de las operaciones, no sólo tácticas sino incluso estratégicas, de los ejércitos regulares.14 

 

De los arquetipos nos podemos valer nuevamente, para plantear otro aspecto del guerrillero, el cual pretende una revolución, un “cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación”,15 al igual que Kali la guerrilla representa destrucción del orden social establecido, con miras a la renovación, para esto se aprovecha el carácter regular y normativo de su enemigo, que normalmente resulta ser el estado quien está obligado al” bienestar” de la población, y más si es de notada influencia como lo es la clase burguesa, o de sus tropas uniformadas, esto lo consigue con lo que Shmitt llama “lógica del terror”16 , la cual consiste en la toma de rehenes, o prácticas terroristas, como los atentados con bombas o ataques inesperados hacia un sector indefenso de la población, o la destrucción de las edificaciones relevantes como las de alguna institución. Unos pocos terroristas bastan para poner bajo presión a grandes masas.  

 

El hecho de ser irregular no priva del involucramiento político, ni a la aspiración de seguir siendo irregular, sino que de esa manera se parte. Por lo que el guerrillero tiende a involucrarse con algún aliado regular potente, “En el largo plazo, lo irregular debe ser legitimado por lo regular, y en esto el irregular tiene solamente dos posibilidades: el reconocimiento por parte de una regularidad establecida, o bien la imposición de una nueva regularidad por fuerza propia. Y esta es una dura opción.”18  Muchas veces se da esta alianza, debido que el tercer interesado, ósea la potencia regular aliada, encuentra una coyuntura favorable para satisfacer intereses propios, con lo cual el guerrillero pasa a ser un instrumento más, y a la inveraz de forma relativa, sólo que el guerrilleo siempre corriendo los mayores riesgos, ya que se podría decir que es como pactar con el diablo.  De igual forma otra razón por la cual pactar de esta manera, es que favorece al guerrillero en el aspecto pragmático de lo tecnológico, lo cual lo hace vulnerable en la medida en que se depende de esta alternativa, cediendo poder al tercer interesado.

 

Este aspecto tecnológico, es relevante para la permanencia de la figura guerrillera,  ya que el avance constante de la tecnología supone una ventaja arrolladora para las tropas regulares que combaten al guerrillero, el cual deja de ser un problema debido a su proporcional avance tecnológico, el cual tiende siempre a ser inferior, a menos que se logre adaptar al entorno tecno-industrial, esperando el devastador choque de dos potencias en un escenario de guerra total, el cual siempre se trata de evitar debido a su total riesgo 19  ya que para esto el escenario se tornaría a la forma clásica y primitiva de hacer la guerra, tal vez con la previa noción de los diferentes espacios que se pueden tomar,   debido a las tecnologías que fueron desarrolladas, llevando incluso a la figura guerrillera a tomar el espacio cósmico.

 

Ya que el objetivo guerrillero es de carácter sumamente  político,  esté toma, a pesar de su carácter irregular, cautela en lidiar con los aspectos legales, ya que esta “es la más elevada forma de la propia legitimidad”20Considerando que sus actos están legitimados en un fin especifico, que tiende al bienestar de su patria, y por otro lado es consciente, de igual forma, que “la soberanía   de la ley convierte la irregularidad del guerrillero en una irregularidad mortal”21, es por lo mismo que la figura guerrillera, al tomar la opción del tercer interesado,  también opta por la sumisión a la ley que se encuentra establecida. En caso de que no utilice este recurso, no le queda más que invocar a la nación, en contra de la legitimidad, para así instaurar una clase superior de legitimidad.    

Esta pretensión del estado como institución soberana, deriva de su potencia fáctica, que en última instancia se reduce a la fuerza de contención física contenida en las armas. Por lo que el estado tiene la capacidad de transformar el derecho en ley, y  “la legalidad es el inquebrantable modo de funcionamiento de toda moderna fuerza armada estatal.”22  Entonces la figura guerrillera que no toma el recurso del tercer implicado, no se subordina a la decisión por la que opta el gobierno legal y demuestra que pretende tomar para sí una legalidad propia y nueva, a través de las armas, reduciendo en última instancia a la legalidad en absoluto gobierno del más capaz,  o como dijo Hobbes, “el hombre es el lobo del hombre.”

 

Hablando en el caso particular de México, donde se puede encontrar una historia rica en escenarios bélicos y situaciones de injusticia y represión, se hacen notar una considerable cantidad de grupos y movimientos guerrilleros, que se manifiestan en nombre de la libertad y la igualdad entre individuos. La guerrilla en el escenario nacional, se trata de un fragmento de la historia, completamente ignorado, silenciado, distorsionado,  postergado o tergiversado  por el estado nacional, como manifestación del desprecio de la disidencia política e ideológica,  a la ética militar,  a los derechos fundamentales, las garantías humanas y la vida misma.”23

Desde la conquista, pasando por la revolución, y llegando hasta la actualidad, el territorio en donde se instaura esta nación, ha sido usado, violado, y explotado por una entidad que supondría la dominación de quien habita dicho país, misma que se manifiesta en la gran mayoría  de los países que conforman Latinoamérica, de los que se deriva una historia similar.

Magonistas_en_Mexicali_1911-300x199

De México surge una figura interesante, un excelente emblema  de lo que representa una potente  influencia para el espíritu guerrillero,  Ricardo Flores Magón, quien nació en Oaxaca  el 16 de septiembre de 1873,  en un territorio donde se practicaban las formas de gobierno comunales.”24, Flores Magón, encuentra el sentido de la vida, planteado en un  ideal político, teniendo como musa, una nación que se ve sumergida en la opresión de un pueblo que pierde poco a poco sus raíces, su potencia, su carácter y poder telúrico, dado que la dictadura porfirista, pretendía rotundamente, el progreso de un estado que se vale del exterior, negando la herencia autóctona de la cultura del pueblo a quien gobierna, tachándola de primitiva. Díaz se aprovecha de la crisis de identidad de una nación que hasta ahora lleva las marcas en su clase política, opresora del pueblo. Lo que hace de México un territorio fértil para cualquier movimiento guerrillero, de los cuales existen varios inspirados directamente en F.M.

 

Su carácter guerrillero lo podemos notar es su irregularidad, la cual se presentaba en su constante choque con la autoridad establecida.  “El 7 de agosto de 1900 apareció en México el primer número de Regeneración redactado por Ricardo Flores Magón y su hermano mayor, Jesús. El lenguaje de ese periódico, que había de ejercer tanta influencia en los destinos del pueblo mexicano, llevó el espanto al ánimo de Díaz y de los «Científicos»; se vio pronto que tras esa atrevida publicación había una voluntad indomable; sin esfuerzo alguno, los antiporfiristas de la ciudad de México fueron agrupándose entorno a Ricardo Flores Magón en el que vieron el cerebro más consiente y la voluntad más decidida contra la tiranía del general Díaz.25 misma estrategia que sugiere Lenin en su libro “Qué hacer”, primer pasó para sumar voluntades a través de la señalización de un enemigo en concreto, alumbrando las conciencias a través de la información y conocimiento que se ha negado.

Por obvias razones esta actividad que se vio reducida a la clandestinidad, le valió a F.M, una vida de constantes arrestos y años en la cárcel de donde aún viéndose completamente hostigado, continua sus actividades revolucionarias desde dicho lugar, con todavía mayor convicción y voluntad, la cual había heredado de sus padres, especialmente de su madre . “ El mes de mayo de 1901, Ricardo y Jesús Flores Magón fueron arrestados a fin de imposibilitar la vida de ese periódico;  de parte de los «Científicos» alguien se dirigió a la madre de los hermanos rebeldes para que los comprometiese a callar; Margarita Magón respondió; «que prefería ver a sus hijos muertos antes de ser causante de su claudicación»” 26 De nuevo se puede observar otro arquetipo identificable con la figura guerrillera, remontándonos a la cultura griega, este supone a Prometeo, o en la tradición pagano-cristiana, a Lucifer. 

 

Las diferencias que encontramos respecto a la ideología Magonista y a la figura que  encarna su enemistad, radica principalmente en una idea de progreso, Magón, ve el progreso, desde una perspectiva, muy abstracta y poco comprendida en su  época, el no supone el progreso manifestado en la tecnología y positivismo lineal, que supone la tecnocracia Porfirista, él encuentra el progreso acorde a la forma en que nos relacionamos con lo primordial, con la naturaleza, es por lo mismo que la valoración de los orígenes supone un bienestar intrínseco a la razón de ser.   

“Los Mexicanos durante el porfiriato entendieron comúnmente el progreso, como  la marcha general necesaria hacia el bienestar material , hacia la riqueza, de esto había de dudar F.M, y su crítica sería por tanto doble,  primero duda sobre el progreso total, y afirma (“progresa la humanidad, pero en un sentido solamente.”)” 27 , observando que la capacidad tecnológica sólo supone una potencia desmedida, desproporcional al desarrollo moral.

Al igual que como expone C. Shmitt, en su teoría del guerrillero, Magón es precavido a tener que lidiar con la opresión, inmerso en un escenario “tecno-industrial,” aspecto que creciendo de forma desmedida supone un riesgo total, y también es un  escenario que pone en riesgo las ventajas del guerrillero, refugiado en la preservación de su aspecto telúrico.Su tendencia anarquista,  deriva de su formación liberal, que le permite despojarse de la idea de un supuesto establecido, y administrado por el autoritarismo.


Lo cual se ve reflejado en primera instancia, con  el concepto de propiedad, el cual Magón defenestra en su ideología, por negar la naturaleza pura de la realidad, captándola en conceptos artificiales, al igual que Rousseau  cree que el hombre es un ser que proviene de la naturaleza, y dado que la naturaleza actúa con perfección, el hombre nace con todas las facultades para llevar una vida en armonía y sin necesidades superfluas, pero según Rousseau la tendencia a vivir en sociedades a degenerando su condición haciéndolo dependiente de artificialidades. La idea de la propiedad,  es el primer eslabón que degrada la condición del hombre, ya que lo torna orgulloso y vanidoso, y para preservar u obtener los bienes,  es necesario el combatir entre sí, imponiéndose los fuertes y creándose esa desigualdad convencional o artificial.  “Toda nuestra sabiduría consiste en preocupaciones serviles; todos nuestros usos no son otra cosa que sujeción, tormento y violencia. El hombre civilizado nace, vive y muere en la esclavitud. Cuando nace se le cose en una envoltura; cuando muere se le mete en un ataúd, y en tanto que él conserva la figura humana vive encadenado por nuestras instituciones.”28

Aunque Eduardo Blanquel, uno de los más reconocidos estudiosos de la obra y pensamiento ideológico político de F. Magón, enuncia con un enfoque más práctico, respecto al aspecto artificial del hombre que “la ciencia no debe y no puede ser, sino aquello que en cualquier circunstancia coadyuve las necesidades verdaderas de un determinado momento histórico.”29

 

Uno de los grupos guerrilleros existentes que lleva a cabo su insurgencia entorno al espíritu de libertad magonista, las milicias insurgentes Ricardo Flores Magón, o MI-RFM por sus siglas.

 

Entienden que un movimiento social, no triunfa por lo hermoso de sus ideas, sino por la eficacia de sus métodos.  “Por ello, por la necesidad de autodefensa de nuestras luchas legítimas, fue que un grupo importante de aquella primera experiencia (Partido liberal),  decidimos pasar a la clandestinidad armada, pero no para  convertirnos en “vanguardia” de la organización, sino más bien en su herramienta entendiendo que por esas circunstancias la guerra se convierte en un instrumento de la política.30, instrumento que se nutre  del desarrollo tecnológico el cual determina en un amplio sentido, la victoria o la derrota.  Si entendemos la guerra como la mera continuación de la política por otros medios, vemos que la guerra no es simplemente un acto político, sino un verdadero instrumento político, una continuación de la actividad política, una realización de la misma por otros medios. Lo que queda aún de peculiar a la guerra se refiere solamente al carácter propio de los medios que utiliza. La guerra en general y quien la dirige en cada caso particular, pueden exigir que las tendencias y los planes políticos no sean incompatibles con estos medios, y esta exigencia no es insignificante, pero por más que reacciones poderosamente en casos particulares sobre los designios políticos, debe considerársela siempre sólo como una modificación de los mismos, el propósito es el objetivo, mientras que la guerra es el medio, y el medio no puede ser considerado aparte del objetivo, ya que como decía Maquiavelo, “el fin justifica los medios”, y el carácter del guerrillero por sobretodo  pragmático, ya que al identificarse en alguna situación con algún grupo semejante de personas, se crea la idea de un objetivo en común, al cual se debe acceder superando los obstáculos que se encuentran, para así identificar y concretar al enemigo, para por ultimo combatirlo.

 

Magón difiere con la teoría política de Carl Shmitt principalmente en el sentido de la autoridad, ya que la ideología Anarquista de Magón, no concibe un liderazgo autoritario, sino una democracia representativa directa, derivada del liberalismo, y ajustada a  un anarquismo.

 

“ En las MI-RFM no existe la cúpula que controle las decisiones y el accionar de sus miembros, ya que esto además de desvirtuar el movimiento, nulifica la creatividad, y establece un blanco identificable que vuelve “descabezable” a la organización. Es por esto que en nuestro movimiento nadie controla, nadie da línea, no hay jefes y no hay condición previa para ingresar a ella, únicamente el compromiso para cooperar con los demás en la defensa de los intereses comunes, es por ello que la toma de decisiones es colectiva y democrática”31

 

Y es así como encontramos en la teoría del guerrillero de Carl shmitt y la ideología Magonista, la complementación del espíritu moral que lleva a un guerrillero a actuar, animado por la convicción, de un ideal que parece utópico llevarse a cabo, de forma práctica, aunque se tengan que tomar consideraciones contradictorias, para llevar a cabo los medios que nos llevan a alcanzar un objetivo. 

Para el guerrillero la voluntad del poder se encuentra en un constante conflicto con la realidad, y que para ganar las batallas con la vida, las calamidades y la naturaleza; incluso la de los hombres, es necesario trascender las consideraciones  éticas, y usar los medios necesarios para lograr los objetivos que en el caso del guerrillero, radican en la influencia e interferencia,  sobre su gobierno, en el que se encuentra implicado el bienestar de la población por la que vela. Por lo que cuanto más se amenaza la supervivencia, más pequeño es el margen de elección, un guerrillero es juzgado, no por sus actos inmediatos sino por sus resultados, de ahí que el fin justifique los medios y “Quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación”(Maquiavelo)

 Referencias:
 
1-      Carl Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge. Pág. 6
 
2-      David Odalric de Caixal I Mata.  Las guerrillas durante la guerra de la independencia 1808-1814 ¿La gran aportación española a la guerra ?.  Departamento de Historia y Cultura Militar del CFICD. Pág. 2
 
3- Carl Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 9
 
4- ibídem
 
5- ibídem. Pág.
 
6-  Carl Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 14
 
7-  Ibídem pág. 15
 
8-  Ibídem.pág.33
 
9-   Ibídem pág. 32                                                                                                                                                                                                     10- Alejandro Pizarroso Quintero. Nuevas guerras, vieja propaganda: de Vietnam a Irak. pág.37
 
11- Carl Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 32
 
12- Ibídem. Pág. 36
 
13- Ibídem. pág. 34
 
14- Carl Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág.43
 
15- RAE,  1998
 
16- Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 44
 
17- Ibídem.
18-  Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 46
 
19- Ibídem. Pág. 48
 
20- . Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge.  Pág. 50
 
21- Ibídem
 
22- Ibídem. Pág. 51
 
23- (Sergio Aguayo)Verónica Okión Solano y Marta Eugenia García Ugarte.   Movimientos armados en México, pág. 14
 
24- Humberto Escobedo Cetina,  Ricardo Flores Magón (vida y obra ). Pág. 9
 
25- Ddiego Abad de Santillana. El apóstol Ricardo Flores Magón. Pag 11
 
26- ibídem, pág. 13
 
27- Velázquez Estrada. Reseña del libro: Eduardo Blanquel. Ricardo Flores Magón y la revolución mexicana, y otros ensayos. pág. 396
 
28- Rousseau. Emilio. Pag 17
 
29- Velázquez Estrada. Reseña del libro: Eduardo Blanquel. Ricardo Flores Magón y la revolución mexicana, y otros ensayos. pág. 1534
 
30- Jorge Lofredo. ENTREVISTA A LAS MILICIAS INSURGENTES RICARDO FLORES MAGON. Pág. 4
 
31- Jorge Lofredo. ENTREVISTA A LAS MILICIAS INSURGENTES RICARDO FLORES MAGON. Pág. 4
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Bibliografía
 
C. Schmitt. Teoría del guerrillero. http://www.scribd.com/people/view/3502992-jorge. 
 
 
 David Odalric de Caixal I Mata.  Las guerrillas durante la guerra de la independencia 1808-1814 ¿La gran aportación española a la guerra ?.  Madrid .1997  Departamento de Historia y Cultura Militar del CFICD.
 
 
Alejandro Pizarroso Quintero. Nuevas guerras, vieja propaganda: de Vietnam a Irak.Madrid.2005. Cátedra.
 
 
Verónica Okión Solano y Marta Eugenia García Ugarte.   Movimientos armados en México, siglo XX. vol 1.2006.Michoacán. CIESAS.
 
 
Real Academia Española (1992). Diccionario de la lengua española (21. Ed.) Madrid, España: Espasa-Calpe.
 
Benítez, M. E., Rápida revista al anarquismo en México, Revista Paradoxa Centro de Medios Libres, edición 7, octubre 2013, pp. 18-29. Licencia Creative commnos, atribución, no comercial sin derivadas.
 
Rousseau. El Emilio. 1821. Madrid. Editorial Alban y compañía. 
 
 Humberto. Escobedo Cetina,  Ricardo Flores Magon (vida y obra). http://revolucionemosoaxaca.org/attachments/1950_ricardofloresmagonvidayobra.pdf
 
 
Diego Abad de Santillana. El apóstol Ricardo Flores Magón. http://es.theanarchistlibrary.org/library/diego-abad-de-santillan-ricardo-flores-magon-el-apostol-de-la-revolucion-mexicana.pdf
 
 
Reseña del libro: Eduardo Blanquel. Ricardo Flores Magón y la revolución mexicana, y otros ensayos. México : El Colegio de México, 2008. 173 p. ISBN 9789681213404
 
 
Lofredo. ENTREVISTA A LAS MILICIAS INSURGENTES RICARDO FLORES MAGON. MAYO DE 2007. CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s