VEGETARIANO VIENE DEL LATÍN VEGETUS = SANO-FUERTE

Por: Luna Xt

veggieEn algunos países el índice de personas que deciden cambiar su dieta carnívora por una vegetariana, va en aumento; por ejemplo en Austria, el Empirical Social Estudies, dio a conocer que en tan sólo 8 años el vegetarianismo ha crecido un 300% en dicha nación, pasando de unos 230 mil individuos a 760 mil.

En México, la dieta vegetariana durante las últimas décadas se ha extendido gracias al trabajo de concientización que llevan a cabo diversas organizaciones civiles en defensa de los animales, sin embargo, es regularmente en ciudades grandes como el D.F., Monterrey y Guadalajara donde se concentran gran parte de las labores de los grupos ciudadanos contra el especismo o movimientos espirituales que se oponen al consumo de animales, mientras en otros lugares  dichas prácticas son más raras o la conforman reducidos núcleos de consumidores concientes.

Los motivos por los que un ser humano se rehúsa a ingerir alimentos de origen animal, van desde lo saludable, lo ético y hasta lo religioso, y si bien es cierto, aunque lo ético y lo religioso son objeto de discordia entre carnívoros y veganos, el motivo de la salud es uno de los más impactantes que estudios científicos recientes han dado la razón a los vegetarianos de hoy y siempre.  La Universidad de Florida, en años pasados dio a conocer los resultados de investigación sobre “Patógenos y alimentos con mayor carga para la salud pública”1, en la que se alerta sobre la peligrosidad de bacterias, virus y parásitos contenidos en las carnes de pollo, cerdo, ternera y productos lácteos, así también, en otros estudios se ha comprobado que los vegetarianos tienen un 50% menos de posibilidades de tener cáncer que quienes sí consumen carne2.

Existen argumentos científicos suficientes que prueban los beneficios a la salud de una dieta vegetariana, si nos referimos a la hipertensión y enfermedades cardiovasculares también persisten vastas referencias que dan prueba de ello. Pero, ¿y qué pasa con los enfoques éticos del vegetarianismo?, es hecho probado que los mataderos más que productores alimentarios son centros de tortura, y la producción industrial de la carne es un negocio cruel y sin el más mínimo respeto a la vida consciente y sensible al dolor, en lo particular recomiendo los documentales de “earthlings”3  y “food inc” como un común a comprender más a fondo el origen de aquello que comemos gracias a una cultura carnívora poco cuestionada.

La antropología nos ha aportado muchos datos concisos sobre el devenir carnívoro de los homínidos, y desde la luz del ahora se puede entender que cambios climatológicos en el planeta obligaron a los primitivos humanos a carroñear, hasta que incorporada la práctica carnívora a la forma de vida, se ha llegado a hacer falsos gourmets bajo el egoísta sentido de superioridad. En realidad hay mucho que descubrir en el mundo del vegetarianismo, y más allá de que pueda tomarse como una moda new age o cualquier parecido, es un estilo de vida promovido desde la remota antigüedad como una forma de estar bien con uno mismo, de una armonía con el cuerpo y el alma, los datos son concisos, e incluso la etimología del vegetarianismo viene de la palabra latina vegetus que significa sano y fuerte.

Invito a l@s lector@s a reflexionar sobre lo expuesto antes de lanzarse a la inmediata negación de los beneficios del estilo de vida vegetariano, y me despido con lo dicho por Pitágoras hace ya varios milenios:

“Cesad ¡OH mortales! de mancillar vuestros cuerpos con alimentos sacrílegos. ¿Acaso no tenéis las doradas mieses? ¿Por ventura no son infinitos los árboles cuyas ramas se doblan al peso de su regalado fruto? ¿Las cepas cargadas de uva no son vuestras? ¿No lo son igualmente mil y mil plantas exquisitas que con el fuego se ablandan y pueden servir de sabroso manjar? Pródiga la tierra de sus tesoros y agradables alimentos, os brinda un sustento que no cuenta muertes ni sangre. Sólo de animales es propio alimentarse de carne y aún no todos la usan. ¡Oh dioses! ¿Puede darse mayor delito que introducir entrañas en las propias entrañas, alimentar con avidez el cuerpo con otros cuerpos y conservar la vida dando muerte a un ser que como nosotros vive? ¿Por qué ha de ser la matanza el único medio de satisfacer vuestra insaciable gula?”

Referencias:
 1.www.epi.ufl.edu/sites/www.epi.ufl.edu/files/RankingTheRisksREPORT.pdf
2.       Phillips RL. Role of lifestyle and dietary habits in risk of cancer among Seventh-Day Adventists. Cancer Res (Suppl). 1975.
3.       http://earthlings.com/?page_id=32
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s