FUERZAS DE LIBERACIÓN NACIONAL: CELEBRACIÓN, HISTORIA Y COMPROMISO EN LA LUCHA DE LIBERACIÓN

Fuente: casadetodasytodos.org

flz

XVII

“En mi soledad he visto

cosas muy claras,

que no son verdad”

Antonio Machado

Proverbios y Cantares

Siempre hay un “Primero de Enero”, -frase muy de la cultura occidental-, para indicar que a partir de una fecha el ciclo se reinicia.

Históricamente las Fuerzas de Liberación Nacional siempre celebramos el Primero de Enero, aún en los peores momentos de la represión.  En aquella época -1969- el Primero de Enero permitía cocinar algo más de lo acostumbrado con el presupuesto diario para comida que era de $ 2.00 por cabeza.  Entonces un huevo costaba $0.40  y gracias a las políticas neoliberales fue aumentando de precio hasta alcanzar el de $ 1.00; cuando eso ocurrió, el pueblo de México siempre optimista decía que “ganar un peso, cuesta un huevo”.

En la madrugada del primero de enero de cada año comíamos, cantábamos y éramos felices por cumplir con nuestro deber. Años después recordábamos con cariño a nuestros hermanos caídos en desiguales combates, pero seguimos celebrándolo. Nadie nos engañó ante esa posibilidad.

XXX

“El que espera desespera,

dice la voz popular.

¡Qué verdad tan verdadera!

La verdad es lo que es

Y sigue siendo verdad

Aunque se piense al revés”

A. M.

Para desgracia de la historia, sobre todo en la época contemporánea, se han escrito libros que no dan cuenta de los hechos históricos verdaderos, no citan fuentes veraces, ni evidencias históricas.  Novelizan  la historia, -ven una fotografía del Gral. Francisco Villa, tomándose un helado y escriben páginas sobre ese momento fotográfico-, esa es la NO historia, la que sirve como tema de telenovela o programas de televisión pseudo históricos, que tienen como fin alcanzar un alto reiting (sic). Así la “NO historia” se convierte en una mercancía que  se vende al mejor postor. Es una manera de ignorar la participación del pueblo en la historia, y al mismo tiempo de criticar a sus dirigentes.

LXXXV

“¿Tu verdad? No, la verdad,

Y ven conmigo a buscarla.

La tuya, guárdatela.”

A. M.

Sin embargo, los hechos históricos deben tratarse con honor a la verdad, de lo contrario, no son historia.

Pero hay una memoria más profunda de los hechos históricos, la que guarda el pueblo en su memoria, y que recuerda siempre con cariño a sus mejores hijos, aquellos que en el pasado se sacrificaron por ese pueblo, aún a riesgo de perder la vida.

Hoy nos toca recordarlos sin mencionar sus nombres ni sus hechos, pues son todos uno dentro del caudal histórico.

Nuestros compañeros fundadores basaron nuestras raíces históricas en la memoria del pueblo, sobre aquellos héroes nacionales que participaron en la Guerra de Independencia; luego en quienes defendieron la Patria en las perversas intervenciones imperialistas del siglo XIX; en aquellos hombres y mujeres armados  que derrocaron al vetusto dictador al inicio del  siglo XX; después en aquellos mujeres y hombres dignos y honestos  que se opusieron a los que aun falsean la historia de la Revolución Mexicana para engañar al pueblo.

Esa es la historia de nuestros fundadores, la que nos enseñaron a reconocer, aquella que examina las causas por las cuales el pueblo plantea y dirige su liberación. Y de sus efectos también nos enseñaron que es nuestra responsabilidad asumir y reconocer nuestros errores en el presente, y que la victoria es ya de nuestro pueblo aunque tome generaciones obtenerla.  Es la historia  que nos mueve a entender que “no importa nuestro rostro, ni los  nombres”, sino la verdad histórica, esa es nuestra búsqueda.

En este 40 aniversario, este grupo editorial se compromete a aclarar la verdad histórica sobre la presencia de nuestros compañeros en la “Laguna del Ocotal” en Chiapas, durante el año de 1974, con el fin de desalojar a los agentes extranjeros que ahí realizaban labores de espionaje con el apoyo de las autoridades mexicanas.

Hoy, porque conocemos la importancia de la historia en la vida de los pueblos, las Fuerzas de Liberación Nacional de México declaramos:

•Que no hemos muerto.

•Que no nos exterminaron en 1974.

•Que para nosotros no habrá paz mientras existan tropas anti-insurgentes asesoradas por extranjeros en nuestro suelo.

•Que solo a petición de los familiares de los compañeros muertos y/o desaparecidos dejaremos de recordar con respeto sus vidasy sus ejemplos.

•Que fuimos agredidos por reunirnos en forma libre y pacífica a dialogar con nuestro pueblo, pero ya no lo permitiremos.

•Que, como desde nuestros orígenes, nuestra teoría, nuestra practica y nuestro compromiso es de liberación, y no cesaremos ni descansaremos hasta lograrla.

Existe una  tradición  no escrita en las FLN: el fijarnos un objetivo de trabajo político cuando el año nuevo se inicia. En estos pocos meses de trabajos de reconstrucción, jóvenes estudiantes han entendido la importancia de la verdad en la historia, y nos preguntan por el movimiento de los médicos residentes, al cumplirse 50 años de aquel hecho histórico que se dio para cambiar las pésimas condiciones de trabajo en los hospitales. Esto lo estaremos estudiando desde un punto de histórico, en memoria de nuestro compañero fundador Salvador, quien participó activamente en dicho movimiento.

 

FELICITAMOS AL PUEBLO DE MÉXICO, EN ESTE PRIMERO DE ENERO

“Vivir por la Patria o Morir por la Libertad”

 

Grupo Editorial de la Casa de Todas y Todos

1º de Enero de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s