ACUERDO TRANSPACÍFICO: NUEVA EMBESTIDA DE EEUU SOBRE EL PETRÓLEO DE MÉXICO

pemex2

Fuente: http://www.noticiaspia.org/

La inclusión de México en el Acuerdo de Asociación Transpacífico esconde una nueva maniobra del Gobierno de Estados Unidos para avanzar en la privatización y extranjerización del petróleo y su industria. De acuerdo con un documento oficial del Congreso de EEUU, el acuerdo comercial posibilita la negociación con el Presidente Peña Nieto acerca de los hidrocarburos en un marco en el que el Ejecutivo priísta y sus aliados políticos presionan en su Congreso para avanzar en una reforma que atenta contra la soberanía hidrocarburífera.

“Las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) pueden abrir un espacio para abordar cuestiones adicionales, como la reconsideración por parte de México a la exclusión de la inversión privada en su industria petrolera”, sostiene el documento estadounidense titulado “Las negociaciones de la Asociación Trans-Pacífico y Cuestiones para el Congreso” fechado en agosto del corriente año –que fue difundido por La Jornada -.

El TPP  es un tratado de libre comercio que involucra a Estados Unidos, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México- en “proceso de negociación”- , Nueva Zelandia, Perú, Singapur, Vietnam y  Japón, quienes en su conjunto representan el 35 por ciento de la producción mundial.  Es una nueva ofensiva del capital transnacional que se esconde detrás de la proclama de apertura al acceso de bienes y servicios pero que también incluye a los servicios financieros, las legislaciones laborales, la desregulación sobre empresas y hasta la propiedad intelectual – que comprende también las patentes de genomas de especies vegetales y animales para asegurar el saqueo corporativo- .

El Gobierno de México se incorporó al proceso de negociación en el año 2011, durante la cumbre de Jefes de Estado del Foro de Cooperación Asia Pacífico de la mano del entonces presidente Felipe Calderón,  senda que luego fue retomada por Peña Nieto. Se trata de una versión ampliada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) del que México forma parte desde hace dos décadas y que también está integrado por EEUU y Canadá.  En ambos casos, el dominio político y económico está digitado desde la Casa Blanca.

Según describió el periodista mexicano John Saxe Fernández, el TPP es diseñado por el Gobierno de EEUU con 600 consejeros corporativos entre los que se encuentran representantes de Chevron, ExxonMobil y Halliburton, la principal proveedora de técnica de fracturación hidráluica – fracking-.

“Según documentos filtrados, (el TPP) otorga derechos y privilegios extremos a las corporaciones sobre inversión, tierras, recursos naturales, industrias y para desactivar las empresas estatales, con intención de revertir la proyección geoeconómica y política del vasto y dinámico sector estatal chino”, explicó Saxe- Fernández. La clave es limitar la capacidad estatal que regula la inversión extranjera, con énfasis en la adquisición de tierras y los recursos naturales.

En el caso del petróleo, el Acuerdo sería una posible vía alternativa si el Gobierno de Peña Nieto no logra aprobar en el Congreso de su país la reforma constitucional que avale el proceso de privatización de Petróleos Mexicanos (PEMEX). Bajo el título de “reforma estructural energética”, el proyecto presentado en el Senado en agosto prevé la modificación de los artículos 27 y 28 de la Carta Magna en pos de una “reestructuración” para abrir la participación del capital privado en exploración, extracción, transporte, almacenamiento y “transformación industrial” de gas y petróleo a partir de “contratos de utilidad compartida”.

El documento del Congreso de Estados Unidos  ratifica las amenazas de modo protocolar: “Algunos temas, como el de las empresas que son propiedad del Estado, la coherencia entre regulaciones y la competitividad en las cadenas de suministro, abre nuevos caminos en cuanto a la negociación de acuerdos de libre comercio se refiere. Dado que los países que forman parte del proceso del TPP  incluyen países de economías avanzadas, de ingreso medio y de economías en desarrollo, el TPP, si es llevado a la práctica, puede representar una substancial reestructuración de las economías de algunos de los países participantes”.

– See more at: http://www.noticiaspia.org/acuerdo-transpacifico-nueva-embestida-de-eeuu-sobre-el-petroleo-de-mexico/#sthash.6xyGW6ua.dpuf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s