#NOQUEREMOSGRITO

estadorepresor

Por: Sirac Qutab

El abuso de la fuerza del Estado suscitado el día de hoy en el zócalo de la ciudad de México con el fin de desalojar el plantón realizado por los maestros de la CNTE en defensa de sus derechos y de los estudiantes, es una vez más un intento de legitimación de Enrique Peña como presidente de la república, este mecanismo utilizado ahora para disponer del lugar y pronunciar su “grito de independencia”, es el climax de la farsa política mexicana.

¿Por qué un grito de independencia cuando nos encontramos en un episodio de saqueo de nuestros recursos naturales y donde se está asesinando al pueblo?, ¿Para qué aparentar que el curso del país va excelente y podemos gritar que somos independientes, que gozamos de libertad y paz social? Qué sentido tiene actuar bajo el rancio patriotismo de que es un orgullo ser mexicanos por la lucha de Hidalgo llevada a cabo hace 203 años, si no se es capaz de ser ciudadano, y por ciudadano entendamos aquel individuo que tiene parte en los intereses comunes y actúa para mejorar su propia existencia y la de su entorno social.

A las preguntas anteriores hay respuestas frías, no hay porqués ni paraqués suficientes; el Estado mexicano desde la inmerecida llegada de Peña a la presidencia ha intensificado sus acciones represivas, escenas que ni siquiera en los gobiernos panistas de Fox y Calderón se vieron con tanto descaro. #1dMx #1sMx #13sMx son eventos que evidencian las advertencias emitidas por aquellos jóvenes de la Universidad Iberoamericana en sus consignas ¡Atenco no se olvida!, de que Peña Nieto y quienes controlan su agenda están dispuestos a asesinar y encarcelar injustamente a quienes estorben sus planes sin el mínimo respeto a la democracia ni a los derechos humanos.

Los asesinatos a activistas sociales, amenazas y desapariciones también forman parte de las tácticas maquiavélicas de la administración peñista; las policías comunitarias surgidas en varios estados del país , con pleno derecho a ejercer la autodefensa, están en la mira del exterminio por el temor a que la “fuerza del estado” se vea intimidada en su “soberanía” por indígenas en defensa de la justicia y el orden, dicha expectativa ya se comprobó con la detención y traslado a un reclusorio de Néstora Salgado, líder de la policía comunitaria en la montaña de Guerrero.

La traición del gobierno mexicano a su pueblo no le da ningún mérito a ese que se jacta de ser Presidente de dar un grito de independencia solamente para intentar legitimarse ante los medios de comunicación que tienen empeñada su supervivencia a los caprichos del Poder.

#NoQueremosGrito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s