CHERÁN K’ERI: EL PUEBLO QUE SE REBELÓ A LA IMPUNIDAD

cheran

Por: Eurístides De la Cruz

El mundo contemporáneo es definitivamente complejo, pues la lógica de los sistemas democráticos en muchos países sólo lo es de nombre y no de facto. El capitalismo se ha impuesto violentamente contra la Vida, los Recursos Naturales y la Dignidad Humana, mientras los poderes políticos “oficiales” se muestran cómplices del despojo y la muerte que se deja caer sobre nuestros pueblos.

La mayoría de los habitantes del planeta, nos encontramos subyugados a un mundo moderno en el que incluso sin darnos cuenta, somos parte de un guión de mentiras con el que se pretende convencer de que aquellos que tienen el poder, lo utilizan correctamente, cuando por el contrario actúan en perjuicio del desarrollo pleno de los seres humanos.

Hay quienes creen firmemente que la Humanidad está despertando de un profundo letargo en el que ha estado sumergida por siglos, que la Era de la Verdad toca a la puerta de nuestra Historia, que efectivamente antiguos modelos económicos, políticos y sociales están en su decadencia para el surgimiento de algo diferente garante de Paz y Libertad para nuestra especie.

Sin embargo, parece que los cambios históricos no vienen por sí solos, sino que hay que propiciarlos, pasar de la especulación a la acción, y precisamente esa es la parte más difícil por la que muchos prefieren abandonar esa idea y permanecer en la espera de actos sobrenaturales que cambien el curso de nuestro destino, o simplemente se resignan al estado de cosas latente.

Cherán, Michoacán, es un pueblo situado en la meseta purépecha al suroeste de México, sus habitantes son descendientes de una civilización milenaria que resistió con éxito los intentos de conquista militar mexica, y que pese a la conquista española su etnia ha logrado perdurar a través de los siglos. Pero su persistencia ante los tiempos, no es asunto de suerte ni mucho menos de sumisión, han sido guerreros desde siempre, pero hoy ya no enfrentan ataques de otros pueblos mesoamericanos, ni de españoles, actualmente luchan altivamente contra el mismo monstruo multicéfalo que amenaza a todos por igual en el país: delincuencia, impunidad, explotación inmoderada de recursos, espuria democracia, corrupción.

cheran5

Son casi dos años desde aquel momento en que los cheraníes decidieron hacer frente al mal que los acechaba, fue un 15 de abril del 2011 cuando cansados de los abusos del crimen organizado, la tala clandestina de sus bosques y los ojos ciegos del gobierno municipal, estatal y federal, por iniciativa de las mujeres, siendo menos de 13 mil habitantes, al llamado ancestral de las fogatas destituyeron a su presidente municipal, colaboradores y policías por dar la espalda al pueblo ante la crítica situación que se vivía.

Los talamontes, quienes además de haber acabado con 20 mil hectáreas de bosque, saqueban los comercios y se burlaban de la población, hasta que fueron detenidos por los mismos cheraníes que desde entonces mantienen una ronda comunitaria, en la que voluntarios se encargan de autoproteger la zona. A pesar de que dicha medida ha dado buenos resultados para la seguridad este pueblo purépecha, el 18 de abril del 2012, comuneros que realizaban trabajos preventivos en el área del bosque conocida como “El Puerto”, fueron atacados a balazos por individuos que pretendían derribar árboles ilegamente, hecho lamentable en el que murieron dos cheraníes: Santiago Ceja Alonzo y David Campos Macías.

El combate que iniciaron los cheraníes contra los talamontes, no ha sido fácil ya que estos últimos se encuentran ligados a un grupo de la delincuencia organizada que domina la región. En Cherán la gente está levantada en armas, todos lo saben, pero enfrentar a quienes trabajan para narcotraficantes no es cualquier cosa, pues tan sólo 3 meses después del atentado en “El Puerto”, los comuneros Urbano Macías y Guadalupe Gerónimo Velázquez fueron “levantados” mientras se dirigían a una zona de pastoreo por su ganado, finalmente fueron ubicados sin vida con huellas de tortura, hecho que generó la indignación de los habitantes y la toma del congreso local en un acto de protesta donde se responsabilizó directamente al gobierno del estado de Michoacán sobre los acontecimientos, mientras los medios hegemónicos de comunicación daban un enfoque con el que distorsionaban los hechos.

Pero en Cherán, nadie baja la guardia, su organización sigue firme, no hay presidente municipal, no se instalan urnas para elecciones populares promovidas por el IFE, quien gobierna es el pueblo, la asamblea de toda la gente de Cherán es la máxima autoridad, existe un Consejo Mayor integrado por 12 sabios, el cual funge como autoridad moral sobre el Consejo de Bienes Comunales, Consejo de Gobierno de los Barrios, el Consejo de los Programas Sociales, Económicos y Culturales, el Consejo de Procuración, Vigilancia y Mediación de Justicia, el Consejo de los Asuntos civiles y el Consejo de la Administración Local, por su parte las Fuerzas Comunales tienen un periodo rotativo, todos participan, “vecino con vecino, cuadra con cuadra”; este modelo de organización política y social está fundado en sus usos y costumbres que a pesar de la constante oposición de los partidos políticos, es un derecho vigente en la Constitución Política Mexicana.

Sin lugar a dudas, las acciones de los cheraníes son ejemplo de valentía, dignidad y autonomía, pues aun cuando su lucha ha sido atacada por aquellos a quienes no conviene la libertad y la justicia, han inspirado a otros pueblos purépechas de la meseta, como en los municipios de Urapicho y Paracho donde también su población ha tomado las armas como una vía para hacer frente a la exclusión de la que son parte; actualmente se estima que hay en Michoacán alrededor de 40 grupos organizados en la defensa comunitaria.

Ante esto, resulta importante reflexionar sobre el crítico contexto en el que nos encontramos en todas las regiones de México, donde los abusos criminales, la corrupción y la impunidad de las “fuerzas del orden” se apoderan de millones de habitantes, podemos elegir entre la resignación y la lucha, entre la disgregación o la solidaridad comunitaria. Las voces de aquellos que ostentan el poder político se lanzan ignominiosas contra la organización civil, pues temen que termine el sistema de privilegios del que forman parte, incluso la CNDH ha mostrado su oposición a estos modos de organización, señalando que ponen en riesgo a los derechos humanos, pero aquí la pregunta sería con qué valor moral hablan de derechos humanos cuando se ha solapado por largo tiempo la apatía de los gobiernos ante los verdaderos problemas que aquejan a los mexicanos, “las fuerzas del orden del Estado no dan seguridad a los ciudadanos, pero tampoco los ciudadanos deben procurársela por ellos mismos”, vaya paradoja… Parece que hoy, para los mexicanos sólo queda el camino de la lucha bajo el fuego esperanzador que los cheraníes han encendido y siguen alentando, ellos, el pueblo que se rebeló a la impunidad.

Anuncios

Un pensamiento en “CHERÁN K’ERI: EL PUEBLO QUE SE REBELÓ A LA IMPUNIDAD

  1. Les comparto mi poema . . .

    BOSQUE . . . JAS

    “Grave ecocidio forestal, la vida en peligro mortal.”

    Los árboles sufren de pie,
    por sus raíces, asidas a la fe,
    enferman, lloran, fenecen,
    tan cruel suerte no merecen.

    El más humilde follaje
    es víctima del ultraje,
    ¿quién resarcirá su orgullo,
    quién les dará tierno arrullo?

    Soy el alma de los bosques
    que, por culpa de unos torpes,
    “vegetan” con flora inerte
    o han encontrado la muerte.

    Soy la entraña de los montes,
    de colinas, horizontes,
    que han quedado desolados,
    por algunos desalmados.

    Soy la esencia de natura,
    víctima de la incultura,
    de intereses de unos cuantos,
    por los que sufro de espantos.

    Florestas de oyamel y pino,
    ¿porqué tan brutal destino?,
    son taladas, son quemadas,
    en lugar de ser amadas.

    Robles, caobas maderas,
    tropicales arboledas,
    de la vida son las vetas,
    hay que imponer serias vedas.

    Contingencias ambientales,
    algunas monumentales,
    destruyen su ecosistema,
    por imperio, por sistema.

    ¡A impedir que eso suceda,
    que su grandeza no muera!,
    son los pulmones del orbe,
    oxígeno que se absorbe.

    Soy la conciencia de todos
    los seres humanos probos
    que, a toda ciencia y paciencia,
    cuidarán de la existencia.

    De las frondas, de su fauna,
    dejando atrás todo trauma,
    remediando el ecocidio,
    la sociedad en concilio.

    Soy principio de justicia
    que, a los pueblos, acaricia,
    soy la condena del mundo
    que clama, en lo más profundo:

    “Talamontes infelices,
    que no siguen directrices,
    incendiarios despiadados
    que, del diablo, son aliados.

    Dejen en paz nuestros bosques,
    ya somos sus guardabosques,
    ¡muy pronto tendremos fiesta,
    nuestro amor los reforesta!”

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Pátzcuaro, Michoacán, México, a 06 de junio del 2013
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14
    A la memoria de la Reserva Ecológica “Estribo Grande”, pulmón de la región de Pátzcuaro, devastada debido al incendio ocurrido los días 12 y 13 de abril del 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s